• CIL Ecuador

Industria láctea ecuatoriana: trabajo y compromiso por fortalecer la economía nacional

  • 2020 fue un año marcado por cambios en hábitos de consumo y necesidades nutricionales, originados por la emergencia sanitaria por coronavirus.

  • La optimización de recursos sin afectar la generación de empleo ni el aporte a la sociedad ha sido uno de los retos que la industria láctea enfrentó durante ese año.

  • La innovación es la clave para la producción lechera en 2021: el objetivo es generar productos más competitivos que puedan llegar, incluso, a mercados internacionales.


La emergencia sanitaria por coronavirus ha generado cambios en los hábitos de consumo, la preferencia por productos nacionales se fortaleció y la industria láctea ecuatoriana afianzó su compromiso con la innovación y desarrollo para llevar a los ecuatorianos productos nutritivos y saludables elaborados con óptimos estándares de bioseguridad.

El sector lácteo es fundamental y estratégico para el país, miles de personas viven de la leche y toda su cadena productiva: al menos 270 mil personas se dedican de manera directa a actividades de la industria, y más de 1,2 millones de personas en Ecuador dependen de la producción, transporte, transformación y comercialización de leche y productos lácteos. Este grupo de ecuatorianos encuentra en la leche el “sueldo del campo”, puesto que la producción y comercialización de leche genera un flujo constante y de gran importancia para sus hogares.

Durante 2020 la Industria Láctea Formal del país acopió alrededor de 949 millones de litros de leche, y se estima que la producción total en este periodo es de aproximadamente 2 587 millones de litros; todo esto gracias al trabajo responsable y compromiso de las industrias para sostener la compra de leche durante la emergencia sanitaria.


Al ser una de las más dinámicas dentro de la industria manufacturera, la Industria Láctea contribuye con alrededor del 1 % del total del Producto Interno Bruto (PIB), y representa el 5,4 % del Producto Interno Bruto Industrial (BCE).


Con el fin de proteger a todos los actores de la cadena láctea, especialmente a los más pequeños, se ha desarrollado y reforzado estrategias que garanticen el acceso de productos lácteos a sectores vulnerables de la población mediante el desarrollo de Alimentos Funcionales y Solidarios. Además, trabaja en la incorporación a la cadena de valor láctea de las denominadas “Industrias Intermedias”, es decir industrias que utilizan la leche y/o productos lácteos como componentes sustanciales de sus productos.

La industria láctea ecuatoriana trabaja día a día para garantizar el abastecimiento, evitar especulación, y motivar a la ciudadanía a fortalecer su salud mediante el consumo de lácteos. Quedarse en casa y alimentarse bien son acciones clave para combatir el coronavirus.

La competitividad de la Cadena Láctea es fundamental, los retos para el nuevo año están enfocados en el desarrollo de productos innovadores, que garanticen la seguridad alimentaria, satisfagan las nuevas necesidades de los consumidores y que sean, incluso, capaces de competir en mercados internacionales, tomando ventaja de los acuerdos comerciales recientemente suscritos por Ecuador.


31 vistas0 comentarios
 

(02) 2277-393 / (+593) 0987499928

Av. de los Shyris N41-151 e Isla Floreana, edf. Axios, Piso 9, ofc. 905. Quito 170513, Ecuador

  • Google Places
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 por Centro de la Industria Láctea. Creada con Wix.com